Una Fanática de la Cirugía Plástica Quiere Ser una “Muñeca Sexual en la Vida Real” – ¡Casi Murió!

3224

Una modelo finlandesa, Amanda Ahola, tiene un sueño – convertirse en una muñeca sexual en la vida real. Se sometió a un gran número de cirugías (con el valor de £ 19,000) y está bastante cerca de su objetivo.

Mira las fotos de antes y después y las imágenes más populares de la nueva Barbie para adultos en Nexter.org.

AMANDA-AHOLA-real-life-sex-doll-photo

Fuente: Barcroft Images

Adicta a las cirugías plásticas

Amanda Ahola, de 22 años, de Jyväskylä, Finlandia, ha estado soñando con una apariencia de muñeca de tamaño real perfecta, y después de muchas transformaciones, se volvió adicta a las cirugías plásticas.

Ella compartió su experiencia en los episodios de E! Botched y declaró que una de las últimas cirugías la había puesto en coma.

“Soy Amanda, soy de Finlandia y casi morí por mi cirugía plástica”, Ahola presentó su historia.

“Mi último sueño es ser una muñeca sexual en la vida real, porque todos los rasgos femeninos están perfectamente exagerados”.

Suena con las cirugías plásticas desde que tenía 9 años, y cuando Amanda cumplió 18 años, se sometió a su primera operación de tetas.

AMANDA-AHOLA-real-life-sex-doll-photo

Fuente: Barcroft Images

“Obtener los implantes fue uno de los mejores días de mi vida, pero no fueron tan grandes como yo quería”, explicó Amanda.

“Después de mi segunda operación de tetas, me di cuenta de que tenía una adicción porque me di cuenta de lo feliz que me habían hecho. Yo diría que la cirugía plástica es mejor que el sexo … mucho mejor “.

Una de las cirugías resultó en coma

La parte más horrible de su historia fue que casi murió durante la última cirugía plástica.

“Después, me desperté en la UCI”, dice. “Me operaron, pero tuve un ataque y entré en coma por varios días después de la cirugía”.

“Los médicos me dijeron que eso había ocurrido por la anestesia. Realmente podría morir, pero incluso después de la experiencia cercana a la muerte, sigo siendo aun más adicta a la cirugía plástica que antes”.

AMANDA-AHOLA-real-life-sex-doll-photo

Fuente: Barcroft Images

A ella le gusta que la gente la vea falsa

En la entrevista con Daily Mail, Amanda admitió que realmente le gusta que la llamen muñeca o Barbie.

“Mi primera cirugía fue para mis tetas, que fue de 460 cc, que es bastante grande para un joven de 18 años. Entonces mi segunda cirugía fue [hacerlas más grandes a] 750 cc.

“El [tercer] tamaño del implante es de 1200 cs, y sinceramente quiero tenerlo más grande. No importa lo grande que sea, nunca será lo suficientemente grande para mí.

AMANDA-AHOLA-real-life-sex-doll-photo

Fuente: Barcroft Images

Amanda gastó todo su dinero en las cirugías plásticas y tomó cualquier trabajo que pudiera realizar.

Ella añadió: “Cuando estaba en el hospital, no tenía que usar maquillaje, y eso era doloroso, pero me ponía las pestañas falsas.

“Fue una batalla constante con la gente allí, ya que siempre decían que mi cabello era demasiado grande y que estaba usando demasiado maquillaje, como si estuviera a punto de ir a una fiesta”.

AMANDA-AHOLA-real-life-sex-doll-photo

Fuente: Barcroft Images

Sus otras cirugías fueron pagadas por su sugar daddy (viejo rico amante de una mujer joven). Ella trabajó como modelo de webcam y se conocieron en Instagram.

Amanda nunca lo conoció en la vida real, sin embargo, su novio todavía no se siente feliz por su sugar daddy.

AMANDA-AHOLA-real-life-sex-doll-photo

Fuente: Barcroft Images


VE TAMBIÉN

Summary
Una Fanática de la Cirugía Plástica Quiere Ser una "Muñeca Sexual en la Vida Real" - ¡Casi Murió!
Article Name
Una Fanática de la Cirugía Plástica Quiere Ser una "Muñeca Sexual en la Vida Real" - ¡Casi Murió!
Description
Una modelo finlandesa, Amanda Ahola, tiene un sueño - convertirse en una muñeca sexual en la vida real. Se sometió a un gran número de cirugías (con el valor de £ 19,000) y está bastante cerca de su objetivo. Mira las fotos de antes y después y las imágenes más populares de la nueva Barbie para adultos en Nexter.org.
Author
Publisher Name
Nexter.org
Publisher Logo
No tags for this post.

Más noticias de Nexter