6 Experimentos Científicos Espantosos que Le Dejan Petrificado por la Crueldad de Seres Humanos

725

La ciencia ayuda a la gente, salva vidas y nos permite vivir más, pero para alcanzar este nivel de conocimiento la humanidad ha sufrido los experimentos horribles. Nexter.org recopiló algunos de ellos.

El experimento de sífilis en Tuskegee

Fuente: Nara

En los años 1932 – 1972 el Servicio de Salud Pública de Estados Unidos realizó un estudio clínico en forma del experimento en el que participaron los infectados por sífilis, los aparceros afroestadounidenses pobres procedentes de la ciudad rural de Tuskegee, Alabama.

Cerca de 399 personas fueron reclutados en el programa de tratamiento gratuito, pero en realidad les privaron de penicilina, porque los investigadores deseaban observar la progresión de enfermedad si no era tratada.

En 1973 los sujetos presentaron una demanda contra el gobierno de los EE.UU. por sus experimentos dudosos. Hasta hoy, siguen litigando.

 

Extracción de las partes del cuerpo para curar la locura

Fuente: independent.co.uk

El Dr. Henry Cotton, un médico jefe de New Jersey State Lunatic Asylum (actualmente llamado the Trenton Psychiatric Hospital) tenía una idea loca: en caso de las infecciones en desarrollo los órganos internos fueron las causas principales de locura y, por lo tanto, deben extraerse para realizar su estudio.

En 1907 los procedimientos “quirúrgicos y bacteriológicos” muy a menudo se realizaron sin consentimiento de los pacientes. Los dientes, las amígdalas y aún los órganos internos más profundos que podrían ser la causa de locura, fueron extraídos. ¡Para probar su punto de vista, el médico también extrajo sus propios dientes, así como los dientes de su esposa e hijos!

Los cuarenta y nueve pacientes murieron durante tales procedimientos, lo que el médico justificó como “psicosis en fase terminal.” ¡Actualmente se considera un experto pionero que preparó el camino para curar la locura – sin embargo, los críticos todavía consideran que sus trabajos son terribles!

 

El experimento de la cárcel de Stanford en 1971

Fuente: Philip G. Zimbardo, Inc.

El psicólogo Philip Zimbardo y su grupo de investigación reclutaron 24 estudiantes – les pagaron $15 al día a cada uno – como “sujetos” de su experimento de la “vida en cárcel”, en el que unos desempeñaron los roles de prisioneros, y otros, de guardias.

A pesar de que se les prohibió ejercer violencia para mantener control y orden, uno de tres guardias demostró su tendencia a ser violento, aún si no demostraron tales signos antes del experimento.

Como resultado, dos prisioneros sufrieron traumas emocionales y abandonaron una prisión ficticia. Las múltiples películas y documentales tratan de esclarecer el experimento que tuvo lugar hace décadas y en virtud de los resultados controvertidos, duró sólo seis días en vez de 14.

 

El agua hirviendo como el tratamiento tortuoso de neumonía

Fuente: listgecko

En los años 1840 cuando se difundió ampliamente la neumonía tifoidea, el Dr.Walter Jones tomó los esclavos africanos de 15 a 30 años de edad de las plantaciones de Virginia y los usó como los sujetos de la prueba para su experimento – ¡verter el agua hirviendo en ellos para supuestamente curar la enfermedad!

Lo realizaban en los sujetos que tenían alta fiebre, tos, garganta irritada, nariz mocosa, dolor de cabeza, náusea, vómito, fatiga y diarrea – signos conocidos de neumonía.

El médico declaró que el experimento fue exitoso ya que podía curar varios sujetos, pero nunca fue probado.

 

El caso de Emma Eckstein de Sigmund Freud

Fuente: belvoir.com.au

En los años 1890 Emma Eckstein, una italiana de 27 años de edad, buscaba el tratamiento del Dr. Sigmund Freud de depresión y dolor abdominal menstrual. Freud le diagnosticó histeria y masturbación extrema que en aquel tiempo se consideraba la enfermedad mental.

Wilhelm Fliess, amigo de Freud, fue el cirujano de oído, nariz y garganta y creía que la masturbación excesiva podía curarse cauterizando su nariz. Pero durante la operación Fliess accidentalmente dejó el sujetador quirúrgico en la fosa nasal de Eckstein que resultó en las infecciones que la dejaron permanentemente desfigurada, provocaron una hemorragia cerebral y finalmente llevaron a su muerte en 1924.

Sin embargo, Freud concluyó que las hemorragias or “sangrado de deseos” emanaron de su deseo intenso de afección de otros y posteriormente la asoció con su teoría de la seducción. Los analistas consideraban el caso de Eckstein una demostración horrible del encubrimiento de aparente mala práctica de Fliess por Freud.

 

El experimento de Hofling hospital prueba la obediencia ciega a la autoridad

Fuente:  io9.gizmodo.com

Fue la premisa del experimento práctico de 1966 realizado por Charles K. Hofling en el que se trata de las personas que voluntariamente aceptan las órdenes de figuras autorizadas.

En un hospital real el Dr. Hofling pedía que los médicos ficticios les dieran las órdenes a las enfermeras para que ellas dieran los medicamentos ficticios en las dosis menores de las admitidas. Sorprendentemente, las enfermeras que dijeron en el cuestionario que nunca harían tal cosa, hicieron lo contrario – sabían que tal orden contradice el reglamento del hospital y en realidad podrían poner en riesgo las vidas de pacientes.

El médico Hofling concluyó que las enfermeras “suprimieron el buen juicio” porque vieron al médico como profesional que sabe mejor. A pesar de que el experimento no causó ningún daño a pacientes, fue una revelación terrible de la esencia de obediencia humana delicada todavía dañosa que en realidad podría nublar el sentido, compasión y pensamiento racional.


VE TAMBIÉN

Summary
6 Experimentos Científicos Espantosos que Le Dejan Petrificado por la Crueldad de Seres Humanos
Article Name
6 Experimentos Científicos Espantosos que Le Dejan Petrificado por la Crueldad de Seres Humanos
Description
La ciencia ayuda a la gente, salva vidas y nos permite vivir más, pero para alcanzar este nivel de conocimiento la humanidad ha sufrido los experimentos horribles. Nexter.org recopiló algunos de ellos.
Author
Publisher Name
Nexter.org
Publisher Logo
No tags for this post.

Más noticias de Nexter